Juan Stoisa

Profesor a cargo de las clases de Hatha Yoga y meditación

Mi camino en el yoga comenzó en el año 2015 cuando empecé a practicar Vinyasa Flow como complemento de mi práctica habitual de artes marciales. 

A medida que fuí descubriendo los efectos que la práctica generó en mí, el yoga comenzó a ser parte de mi vida y empecé a explorar distintos estilos complementando la práctica de asanas con la meditación y el pranayama.

En el año 2017 viajé a Australia y tuve la posibilidad continuar mi práctica de Vinyasa Flow, Hatha Yoga y Yin Yoga en la ciudad de Melbourne. En septiembre de este año participé como voluntario el retiro de yoga “Happy Buddha Retreats” donde me inicié en la práctica de Ashtanga Yoga. Durante el año 2018 continué la práctica durante mi viaje al Sudeste Asiático donde tuve la posibilidad de participar como voluntario en “La Casa Shambala”, un instructorado de Hatha Yoga certificado por Yoga Alliance, realizando prácticas diarias en las que aprendí de grandes profesores y compañeros que me regalaron la sabiduría contenida en sus diversas trayectorias y experiencias. Desde mi punto de vista eso es lo hermoso del yoga. Cada uno realiza su camino, una búsqueda personal que nos nutre y que, a la vez, nos conecta con los demás sin importar si somos yoguis expertos o principiantes.

A mediados del 2018, decidí abandonar todos mis planes y viajar a la India para certificarme como profesor de Hatha Yoga en la ciudad de Rishikesh. 

Realicé el instructorado en la escuela Shiva Tattva Yoga School y cuando recibí el diploma tomé la decisión de volver a la Argentina para dedicarme a enseñar esta práctica que tanto amo y a la que me dedico a compartir desde entonces.